domingo, 27 de enero de 2013

Andalucía en la mirada.

No quieres Andalucía, andaluces
que te canten con la mano en el pecho,
cantos de tierras con cielos no azules.
Son tus paisajes amplios y no estrechos
senderos y tampoco son estrechas
las mentes de tus hijos, Andalucía.
No haré ni himno, ni oda, ni generoso
canto, sino en un soleado día
un humilde poema nace temeroso
de tus cantes, tus olores, tu campo.
Hoy que no es el día señalado,
hoy que libre estás en tus paisajes,
pero secuestrada en oficiales palacios,
siento la necesidad de contarte.
Del alma de tus gentes hablarte,
siglos de generosas acogidas
en donde las fronteras eran tímidas
expresiones de las formas armónicas
de tus gentes. Y aquí plantó
su árbol el creyente y el descreído.
Tu espíritu nace mas allá de escrituras
que llaman sagradas y en tu corazón,
lo sagrado es lo humano,
humana es la pereza y el trabajo
la ayuda, el pan y el descanso
y esa mano tendida que solo cae
ante la mirada aviesa y el negro corazón.
Hoy mi poema rueda humilde
por tus campos, Andalucía.




video



Adolfo Lisabesky




Poema para no ser leido el día de Andalucía.

jueves, 24 de enero de 2013

De andar a navegar



De tanto vagabundear por tierra firme
me tropecé con el mar.
Dejé pedregales y caminos
y encontré en las estelas mi lugar.

Los días de desamparo por tus veredas
terminaron. Tiempos en los que el negro
invadía los caminos, llenándolos de espesas
realidades. El mar estaba lejos, muy lejos.

Y como un río que  perdido su cauce
resucita para morir junto al mar,
acompañado de cantos rodados di con la sal,
desemboqué y desperté próximo a  tus luces.

Tus olas y corrientes no me dejarán
tomar asiento. Neptuno no quiere en su reino
hombres vestidos de gris, no lo permitirá.
Sin mis sombras tu fondo será mi destino.
 
De tanto vagabundear por tierra firme
me tropecé con el mar.







Adolfo Lisabesky

sábado, 5 de enero de 2013

Adolfadas VI

Es una plaza abierta y vieja la poesía,
los hay que llegan, vocean y se van,
otros dan vueltas susurrando sus versos
y yo ahí sentado, leyendo el mediodía.

¡Que maravillosa es la luna!
Hay noches que podría ver sus cráteres
incluso mañanas, olvidada y oscura
en cambio el sol se esconde tras su luz.

Son muchos los que piensan que las bodas
son una pócima para el desamor,
otros piensan que el matrimonio
cobra un alto precio al rencor..

Autocitarse y masturbarse parientes son
"como yo decía" "ya te lo decía yo"
encuentras pequeñas alegrías a tu alcance
pero leyendo y citando a otros autores
adquieres cultura y conoces amantes.

la vida es soportada por continuas ilusiones:
juegos, estudios, lecturas, drogas y afrentas
agotadas todas, ya pasados los cuarenta,
damos con un aliado, el miedo a la muerte

Anoche soñé y tus reproches
hacían mi sueño más real.
Ni durmiendo escapo de mis errores.

Alma, vida, yo, soñar, locura,
tú, caminar, matemáticas, luna.
De vez en cuando convine airear
las palabras ya que suelen corromperse.

Adolfo Lisabesky



Humanidades

Veo humanidad en tu risa
dispuesta, generosa y alegre.
Veo humanidad en tu llanto
tímido, acechante y triste.

Encuentro humanidad en tus apoyos
decididos, solidarios y claros.
Encuentro humanidad en tus reproches
luciérnagas luminosas, faros urgentes.

Todo en tí es humanidad
encuentro en tí la medida del hombre
recuerdo en tus gestos mi condición.

Pero hoy inúndame con tu risa
rodéame por tus calurosos apoyos
y deja tu tristeza y tus reproches para otro día.

Adolfo Lisabesky



video


Me gusta